NO HAGAS DIETA, VIVE PALEO Parte 1

VIVE PALEO

NO HAGAS DIETA, VIVE PALEO

“Un cavernícola no se sale, no la rompe, no la empieza, no hace dieta, ¡VIVE PALEO!”

La primera vez que yo escuché la frase de vive paleo o
PALEO no sabía que sería una revelación para mi, pero comprendí que es de vital importancia que esta información se divulgue porque puede literalmente cambiar tu vida. Desde disminuir la barriga hasta prevenir la muerte. No se trata de comer menos, “hacer dieta”, contar calorías, sino de
comer inteligentemente. De proporcionarle a tu cuerpo lo que realmente necesita para su funcionamiento y salud.

Antes permíteme contar brevemente mi historia y como me sorprendí al conocer como una persona que Vive Paleo puede mejorar su vida.

Yo como cualquier otra persona pensaba que comer de todo un poco y lo que se conocía como “sano” sería en efecto sano para nuestro organismo, hacía ejercicio y seguía las recomendaciones de lo que se conoce como tener hábitos de buena salud. Sin embargo practicando basketball empecé a notar una falta de aire e incluso taquicardias al hacer este deporte, algo que me pareció grave. Desde luego acudí al doctor, me hicieron evaluaciones, me enviaron con el cardiólogo me hicieron estudios, (electrocardiogramas, holter y pruebas de esfuerzo) análisis y finalmente me dijeron que padecía una cardiomiopatía, que según “era común” en este tipo de deportes. Me prescribieron algunas medicinas como el Propranolol, Amiodarona, y vitaminas como el complejo B y llevé este tratamiento y estudios por varios años.

Para mí fue un trauma y un desaliento porque es un deporte que me apasiona y ya no iba a poder practicarlo. Sin embargo las taquicardias y arritmias eran algo que ni a mi peor enemigo se las deseo.

Pasaba el tiempo y yo continuaba comiendo “sano” por ejemplo lácteos, alimentos que la mayoría de nosotros consideramos “sanos” para nuestro organismo y cruciales para mantener nuestros huesos fuertes. Sin embargo continuaba teniendo taquicardias y arritmias aún sin practicar el deporte. Lo cual era muy desconcertante para mí puesto que no tenía antecedentes familiares relacionados a enfermedades cardiacas.

Para no hacerles mi historia larga, un buen día, mi cuerpo literalmente rechazó los lácteos, me empezaron a inflamar el vientre y a descomponer mi digestión. Me volví intolerante a la lactosa. Probé ingenuamente con otras leches en el mercado pero mi cuerpo no las toleraba. Finalmente dejé de ingerir lácteos y lo sorprendente fue que a partir de ese momento las arritmias, taquicardias e incluso el acné disminuyeron impresionantemente en cuestión de días.

Después de varios análisis el doctor me bajó la dosis de mis medicamentos y tiene aproximadamente 10 u 11 años a esta fecha que NO tomo ningún betabloqueante. (Propranolol) Puesto que ya no lo necesitaba más.

 

¿Pero que relación tiene con vivir PALEO?

Desde luego que estaba agradecido por ser intolerante a la lactosa y olvidarme de las taquicardias, pero no entendía la relación entre mi padecimiento y los lácteos sino hasta que gracias a Sanki pude conocer al Dr. Ludwig Johnson y leer un poco en su blog lo que significa VIVIR PALEO, la relación entre el calcio y el magnesio, y pude entonces relacionar un poco estos dos sucesos. Y finalmente acudiendo a su conferencia del 3er aniversario de Sanki del 23 de Febrero del 2013 fue que pude comprender la relación.

Lo más importante es que la persona que VIVE PALEO puede revertir enfermedades con la información correcta. No me mal entiendan, no quiero decir que quien VIVE PALEO se cura, va a tener su misma enfermedad, pero los síntomas se pueden revertir y las complicaciones se pueden prevenir para tener mejor calidad de vida.

El Dr. Ludwig Johnson ha escrito varios libros y es una persona comprometida con la verdad y ha convertido en su misión de vida compartir esta valiosa información de su propia mano. A través de sus libros y su blog el puede compartir lo que él sabe directamente a todos los que puedan tener algunas de las siguientes enfermedades.

  • Diabetes
  • Hipertensión
  • Alzheimer
  • Cáncer
  • Enfermedades cardiovasculares
  • Síndrome de ovarios piliquísticos (SOP)
  • Osteoporosis
  • Artritis reumatoide
  • Hígado graso
  • Migraña
  • Infertilidad

…por mencionar algunas.

» CONTINUA »

.

Ernesto Camacho

Ernesto está felizmente casado, estudió diseño gráfico y actualmente trabaja como freelance.  Desde muy chico le ha interesado el cuidado de la salud, inculcado por sus padres y hermanos. Tiene toda la intensión de vivir más de 100 años.  Le gusta cumplir sus promesas, convivir con amigos y ser feliz, todo lo que él sabe lo comparte con sus seres queridos y amigos, llevando bienestar en salud y economía.  Le gusta aprender, es creativo, emprendedor y visionario.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterGoogle Plus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *